lunes, febrero 13, 2006

Cinco cosas que pienso saber de mí

No hay caballerismo. O caballerosidad. O como sea. Los tres son otra forma más de machismo insulso, ponderar una cierta debilidad en las mujeres; que no existe. Por eso, hoy vos abrís la puerta, mañana yo. Y pagamos siempre a medias.

El sr. Colcha debe dormir a mi lado. O cerca. El hombre se viene portando bien, vivo desde el mismo día en que nací, abuelos Aramis y Nelly dejándole al nieto una tela blanca poblada de osos panda, trenes verdes y pasteles en el picnic. No hay abrigo, para nada, el hombre sólo es una capa fina de dignidad. Pero acompaña, más cuando una escarcha cosquillea en los pies, solos de compañía.

Los domingos, día de invernadero los domingos. Luego de las 17 horas y cada célula del cuerpo decide que es la hora de hibernar, tortugas con ribozmas empleados públicos consumiendo mi oxígeno. La tarde que se hace rosa y naranjas y más; noche alternada en casa o por ahí, amigos sin lunes de correas. Y antes del saludo a Morfeo, la taza de café con leche y el correspondiente sándwich, queso fundido hacia los lados y que la taza no tenga más de una cucharadita y media de café, la leche sin depuraciones de crema y el azúcar bendiciendo, generoso.

No hay tecla off, el switch olvidado en campo baldío. Entonces debo esperar a que la música se apague sola, lenta o rápida, la gente no-mirando-ya-sabiendo para luego sacar los auriculares, el clima evaporándose lento; el minidisc no precisa compañía, sólo lluvia rayando el vidrio del ómnibus.


Ómnibus. Muchas ventanas de noches, tubos amarillentos, muros de ladrillos. Sonando lo mismo por años, unos de pulse y otros de morrison, y ella escondida entre la gente sin querer mostrarse. Por momentos se transformó en australias ocupando la retina, otras mar de tizne verde; o caderas sin control; o el pelo enrojecido, furioso, y ella que gira la nuca y un vaso que acepta esconderme.

Comments on "Cinco cosas que pienso saber de mí"

 

Blogger noctiluca said ... (4:13 a. m.) : 

El último párrafo, las últimas cuatro líneas son llamarada quemando el negativo cine, pintura y fotografía. Arde Ganímedes esta noche, lo felicito.
Me gustó leer tu obsesión, tu valor, tu manía. Ahora me toca a mi y gracias por pasar la piedra. Reverencia _0_
Viva la transparencia!
Tendré que rescatar de los recónditos mi existencia agazapada, me verá escrita obsesivamente apasionadamente.

 

Blogger Ele said ... (2:31 p. m.) : 

tantas noches de buses y luces de neón, lavando los vidrios sucios con mis lágrimas.
y alguna señora colcha, que me abriga los pies, cuando no hay sol que sepa acallar este frio espantoso que me tiene en stand by el alma.

eso de pagar a medias esta muy muy muy mal :P

 

Anonymous de nuevo yo said ... (2:55 p. m.) : 

Recién ahora que veo los pandas, los trenes y el picnic me doy cuenta que tu tela blanca es idéntica a mi tela rosada que también tiene cuarto de siglo acompañándome. Recién ahora tengo tu imagen exacta, con el sr. Colcha ...“ y la almohada que es sólo para uno”... y un león maquinista que lleva tus sueños de un lado para otro, y recién hora te entiendo.

 

Blogger vinilica said ... (3:57 p. m.) : 

Que no caigas en la simpleza, aunque de lo que hables sea simple, es inconformista, me encanta.

 

Blogger Lety said ... (5:36 p. m.) : 

Me encanta esta forma de hacer las cosas. Me gustan sus lectores, noctiluca esta vez que me ayuda a "ver" porque muchas otras nada más miro. Me gusta saber más de usted y cada día tengo por usted mayor respeto Jean Georges.
Un beso en la frente para usted amigo

 

Anonymous Anónimo said ... (7:06 p. m.) : 

Estaba entrando a tu blog pronta para dejarte un mensaje q dijera q estabas muy vago y q reaparecieras. Pero... me tapaste la boca. También iba a leer los 2 nuevos e irme como siempre pensando "paaaa!" pero sin dejar nada escrito y eso tampoco salió como lo esperaba... Terminé de leer "cinco cosas q pienso saber de mi" y tenía q escribir algo... Me encantó... Porq realmente te sentí en cada una de las palabras... Cuantas veces habremos hablado de la primera cosa q pensás saber de ti... "Y pagamos siempre a medias" De eso nunca te vas a poder quejar conmigo...
La segunda es imposible dejarla afuera; EL SR COLCHA q para mi es una señora (no por ser feminista) q la gente no piense mal, no es bueno q crean q Sir Jean Georges juega para el cuadro contrario... Los domingos son un tema conocido por todos nop? Claro q usted es más fiestero q el resto. Y no sé por q el café con leche no es un punto aparte, creo q lo merece... La música, mejor dicho SU música infaltable... Y con el último punto me deja sin palabras sir... Coincido con noctiluca y me quedo calladita...
Me gustó mucho mucho...
Un beso desde Uluru

 

Anonymous de nuevo yo said ... (1:58 p. m.) : 

El león maquinista no visita a Ele por las noches, no conoce los sueños de Ele, porque la colcha rosada no es de Ele, es mía. Y si mis citas generaron confusión, acepte mis disculpas, pero no acote su imaginación pensando en círculos tan cerrados. Cierre los ojos en su almohada minúscula, tápese los pies con el sr. Colcha y deje que el león lo lleve a nuevos lugares dentro de ESTA galaxia, y no se olvide de regalarme una de esas sonrisas tan claras cuando me salude desde el ultimo vagón.

 

Blogger palabraserrantes said ... (1:33 a. m.) : 

Qué son las palabras sin cuerpo y sin sentimiento? Me gustaría pensar que todas ellas, cuando las acariciás, cuando les abrís la puerta de tu casa, cuando te les quedás viendo y las invitás a pasar, se convierten en otra cosa, son parte tuya, pero también parte nuestra , se convierten en parte de todos, algo de esas palabras se desvanece y deja de pertenecerte, es cuando empezás a compartir lo que tenés en el corazón para que éste siga palpitando sin parar, eternamente... catarsis inacabada.

Ojalá compartas esto, sería extraordinario.

Un saludo

 

Blogger bluefile said ... (1:52 a. m.) : 

Sir Jean es bueno saber que está ahí...
Ni duda cabe que sus palabras sobre usted dicen mucho más de lo que parecen y nos abre resquicios para colarnos dentro suyo. Gracias por la invitación, usted sabe lo mío es un paraje abierto.
Usted no se separa de Doña Colcha (acá le cambiamos el nombre al Sr Colcha)y yo de una remera de dormir que tiene 15 años acompañándome... Por sus agujeros se colarán mis sueños? No lo sé, pero sigo pensando que es mi mejor camisón y no pienso abandonarla...
Un abrazo traído desde esa playa perdida donde nos encontramos

 

Blogger Jean Georges said ... (3:23 a. m.) : 

Nocti: transparéntese, que los ojos, aunque azules mar igual filtran cosas.

Malcontenta: claro, usted paga e invita, qué bueno. A la siguiente él y así todo va bien. No se preocupe por el stand by: ya viene alguien y aprieta play, o ff para recuperar el tiempo perdido.

Vinílica: el tema de la simpleza no se me da bien. Según algunos, un artista es el que dice de forma simple algo complejo; un intelectual es quien dice de forma complicada algo simple. Odio a los intelectuales.

Lety: vea, usted ya sabe, ésta es como su casa. Mire, hasta Marvin ya la conoce y le mueve la cola! Gracias madre Lety, el arrullo llega siempre, aunque usted ni lo note.

Usuario anónimo: mmm, no está bien eso de esconderse niña, ya lo sabe. Usted ya ni lo lea: las placas rayos X son su especialidad, ¿no? Gracias por levantar mi masculinidad, a veces tan por los suelos. A ver cuando prepara unos café con leche.

De nuevo yo (x 2, para ahorrar tecleo): disculpas aceptadas. Sin duda que sus citas generaron confusión. Ahora le pido disculpas yo, a Ele. Disculpas cerradas.
Mire que trato de expandir el halo cerebral, pero recorro mi universo y siempre vuelvo al mismo lugar. Ojalá este león supiera a donde quiero ir, o usted lo sabe? Yo pasaré saludando, claro, ya conoce mi sonrisa clara por lo que dice. Y usted qué? No me obsequia también con una?

Palabras errantes: y está ahí, compartido al mundo, a todo aquel que lo quiera ver, llevarlo a su casa, gozarlo y odiarlo. Le regalo una j, para que se cuelgue de la rama del jacarandá del fondo, hamaca en arial 12.

Bluefile: 15, ja, yo le saco diez de ventaja. No lo abandone, sola o con compañía, da igual. La sigo invitando, no es playa pero la música suena fuerte desde el bandoneón de Atilio.

 

Blogger Gibreel said ... (11:04 a. m.) : 

Aaahh, el señor Colcha... yo perdí el mío el día que perdí por enésima vez la inocencia. Gurubito tardó un poco más en dejarme, refugiándose en mis hermanos, pero hasta él me abandonó eventualmente. Desde entonces padezco de horfandad...

 

Blogger Ce (La Pequeña Anonima) said ... (1:36 p. m.) : 

La amargura...su objetivo la voluntad...se pierden los deseos...se reprime el yo verdadero...por que la energia invertida en construir las murallas que nos resguarden de la realidad es agotada...en fingir en aparentar...en fin nos limitamos a crecer...perdemos las emociones...y solo nos damos cuenta de lo inconfomes que estamos...las tardes de domingos...cuando la soledad acude...cuando la rutina acaba...y no sabermos que hacer con la vida...gran problema...no es que defienda las tardes de domingo...solo creo que el lunes cuando nos levantamos protestando por la mañana a antes de partir al trabajo y nos quejamos de la rutina y de no tener tiemppo para nosotros es una protesta aun mas inutil que el domingo...no se creo que hay que empezar a sacar el lado positivo de las situaciones que la vida nos prueba...conectarse con uno mismo...y saber disfrutar de la soledad...todo ocurre cuando debe...

Hay quienes dicen que en la vida hay que parecer loco y ser sabio... creo que es definitivamente lo mas inteligente que podemos hacer... sonria y si necesita compania toque a mi puerta...una amistad espera ser descubierta.... mas besos desde abajo de mi Sra Colcha...

 

Anonymous de nuevo yo said ... (5:29 p. m.) : 

Ojalá yo supiera a donde usted quiere ir y así cruzármelo por los andenes. Ojalá pasara de visita más seguido por mis sueños saludando como usted dice y de paso expande sus horizontes como yo le aconsejo. Mis sonrisas están esperándolo y usted lo sabe, no hace falta más que cruzarme en una esquina o encontrarme en una noche llena de estrellas. Pero últimamente se me hace difícil encontrarlo, y no es que no lo busque…

 

Blogger Jean Georges said ... (9:14 p. m.) : 

Gibreel: mi no mezclar los tantos. O es el sr. Colcha, o es la perdida de energías horizontales. No conviven. Y no se preocupe por Gurubito, seguro que está bien en su limbo, en compañía de mi Pamela y mi Sorejas.

Ce: me alegro de los alegres. Pero estoy convencido, como escuché por ahí, que ellos no cooperan para cambiar este mundo tan de pantano y olor cloaca. Prefiero descubrir la basurita en el ojo, y soplar hasta que salga.

De nuevo yo: probó levantando las baldosas, bajo las macetas? A veces me escondo a los pies de la cama, arrullado en la forntera de las sábanas. Si usted dice que paso, bueno, entonces es claro que no le estoy errando al camino. La próxima al menos regáleme una sonrisa, aunque sea conoceré sus dientes.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (12:42 a. m.) : 

Probé con las baldosas, con las macetas, preguntándole a la gente que pasa, y no me han sabido decir nada de usted. En los pies de mi cama seguro no esta, por más que lo imagine ahí. Y en MI tren pasa, pero nunca se baja a saludar y a tomar un licor de café conmigo. Sólo me resta decirle que mi sonrisa, mis palabras y mi compañía no son novedad para usted, pero por lo visto no son dignas de permanecer en su memoria...

 

Blogger Jean Georges said ... (2:38 a. m.) : 

De nuevo le respondo: quizá usted no haya invitado. Y sin duda, si sus palabras fueron compañía también lo es su rostro, y perfume y cuello y etcéteras. Claro, el tema es no saber por donde empezar.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (3:14 a. m.) : 

No necesita ser invitado para saber que es bienvenido. No existen casualidades que se repitan dos veces aunque usted se considere invicto. El problema no es no saber por donde empezar, el probelma es que usted no quiere empezar. Es tan simple...

 

Blogger Jean Georges said ... (10:23 a. m.) : 

Habemus respondus: últimamente ando sin brújula, así que, si hoy de noche no está despejado no voy a poder guiarme bien. Creo que un par de coordenadas sobre su ubicación, identidad y talle que calza serían justas.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (12:44 p. m.) : 

Por lo que escribe, tendría que saber mejor que yo que esta vida no siempre es justa. Ni mi ubicación, ni mi identidad, ni mis minúsculos pies hacen la diferencia si usted no puede verme saludando desde su trencito verde. Si esta noche esta despejado, mire hacia arriba y no se extrañe que le falte algo para guiarse...la tengo guardada en mi mesa de luz en una cajita de madera.

 

Blogger Jean Georges said ... (9:43 p. m.) : 

Nuevamente: yo tengo una langosta aplastada en la vereda, verde reluce y me hace perder la razón. Verde nuevamente, no se está volviendo redundante? Miraré hacia arriba, curioso de saber qué ojos me observan.

 

Blogger Ele said ... (10:08 p. m.) : 

las discuplas eran innecesarias
el mundo es grande pero muchos caminos se cruzan, sobre todo bajo los árboles

 

Anonymous de nuevo yo said ... (10:57 p. m.) : 

Explíqueme lo de las langostas que no logro entenderlo...la redundancia del color verde tampoco la entiendo, pero como es mi color favorito no me molesta. Mantenga esa curiosidad de la que habla, no deje de buscar mis ojos que lo buscan, los míos verdes para no desentonar, los suyos "simplemente marrones" como usted dice y en una de esas, si tengo suerte, se acuerda de mi y me busca entre la gente.

 

Anonymous Anónimo said ... (1:42 a. m.) : 

Pero Jean Georges, no se dio cuenta de quién es de nuevo yo? hasta a mi se me hizo fácil de captarlo... intuición femenina será... aunq usted alguna vez me dijo q también tenía ese don ;-)

 

Blogger palabraserrantes said ... (2:16 a. m.) : 

Por supuesto me llevo esa j y la cuelgo, un honor inmenso el regalo.
Y me llevo también un comentario de respuesta, a mi modo de ver, sublime:

... el tema de la simpleza no se me da bien. Según algunos, un artista es el que dice de forma simple algo complejo; un intelectual es quien dice de forma complicada algo simple. Odio a los intelectuales.

Brillante

Un beso

 

Blogger Jean Georges said ... (8:09 p. m.) : 

Malcontenta: ya sabe, el árbol de las raíces grandes seguro nos cruzó más de una vez. Arreglado el malentendido. Merci.

De nuevo y de nuevo y de nuevo: lo de las langostas viene de un tema que me taladra las sienes a diario. Y de una banda que también se inserta entre mis neuronas. También. A diario. Le agradezco por sus ojos verdes, si es que lo son. Piscinas eternas. Trataré de hacer fuerza, miro entre la multitud que camina de frente, pero nada, usted no aparece.

Ya le dije que no sea anónima: pienso y pienso, pero no me doy cuenta. Usted lo sabe? Es pelado? Tiene bigotes? Usa lentes? Es Zeca.

Palabras: pero mire que esa frase no es mía, eh? Es de alguien que tiene más tiempo que yo para malgastar en hacer funcionar los mecanismos neuronales.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (9:11 p. m.) : 

Quizá no es que yo no aparezca, sino que usted esta buscando otro rostro, otro perfume, otro cuello entre la multitud. Quizá usted sepa quien soy y no quiera encontrarme. Quizá estamos predestinados al desencuentro, aunque estoy convencida que el destino lo hace uno. Sólo me resta decirle que cuando sienta que le arde la vida, que se le incineran las ideas y le bulle la sangre de fiebre, es bienvenido a refrescarse en mis piscinas eternas, redundantemente verdes, simplemente verdes.

 

Anonymous Anónimo said ... (10:16 p. m.) : 

mmmh...jean georges es evidente E-V-I-D-E-N-T-E!!!!!! Pero bueno, lo dejo descubrir solo a "de nuevo yo" la chica de ojos verdes... Y bueno, no siempre soy anónima, según lo comprometidos q sean mis comentarios...

 

Blogger Jean Georges said ... (12:15 a. m.) : 

y de nuevo y de nuevo: pues... me doy. Las tripas ya me hacen ruido de pensar. El agua me gusta, nado panza arriba y me dejo llevar por la corriente. Pero me gusta saber què hay en el fondo, curioso, y que esa agua verde me limpie por adentro, eso quiero. Y sepa, todo el tiempo la sangre està en punto de ebulliciòn.

Anónima preferida: hace mucho que no juego al cara a cara. No sé si agradecerle por dejarme jugar a las pistas sin fin o enojarme por no darme su ayuda. No sé.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (1:24 a. m.) : 

Evidentemente se le está haciendo difícil lograr encontrarme, más de lo que hubiese querido. Evidentemente no sólo usted está confundido, lamento comunicarle a su amiga anónima que definitivamente va por mal camino, que no soy la que ella piensa. Por lo visto hay muchos rostros de ojos verdes que no olvidan sus finísimas pestañas oscuras y su perfecta sonrisa. Lo dejo con todos sus perfumes de mujer, lo dejo buscando entre sus últimos recuerdos, y si aún así no me encuentra es que no vale la pena buscarme. Mientras tanto espero, espero ansiosa, que limpie sus penas en mis orillas de agua dulce.

 

Blogger Jean Georges said ... (5:09 a. m.) : 

Ni le digo que le hablo a usted. Y busco esos ojos. Para que le hagan contrapunto a mi sonrisa. Si le parece.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (3:38 p. m.) : 

Me parece. Tambien me parece que está buscando unos ojos verdes, pero no sabe cuales. Así como me parece que no hay ojos capaces de hacerle contrapunto a su sonrisa.Desde el medio de la nada, desde playas de arenas blancas, aguas verdes y un faro para iluminar mi camino de vuelta a casa le escribo. Desde la oscuridad absoluta que me depara la noche, buscaré en el cielo sus faros. Dos aca y dos allá.

 

Blogger Jean Georges said ... (6:31 p. m.) : 

Allá? Y eso es muy lejos? Dígame que no. Y si viene, el loco Boris puede pasar a buscarla en su camión naranja, bordear el río Foto y llegar derecho, derecho.
No sé como será lo que se esconde tras sus párpados, pero confieso que los ojos-pedazo-piedra esmeralda son invitación al suicidio en brazos
ajenos.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (3:11 a. m.) : 

Nada está muy lejos, simplemente depende de la perspectiva. Para algunos hay años luz de distancia, para mi alcanza con estirar los brazos. Así que le digo que no, como usted quiere. Y le comento que vine, pero no con Boris. Y que crucé arroyos pero no ríos. Y que llegué, y estoy acá sentada sólo para escribirle. Y tengo tantas cosas para decirle!! Esta noche me limito a invitarlo a que descubra qué se esconde tras mis párpados que en este momento me pesan más que nunca. Ahora cierro los ojos para verlo pasar saludando. Tenga la certeza que mis brazos y abrazos están...pero no para el suicidio.

 

Blogger Jean Georges said ... (10:47 p. m.) : 

Gracias por las garras gentiles, ya siento el garfio atravesandome al medio, la carne desgarrada por ese brillo verde que desprende. Boris no me pasó el informe. Ya no custodia bien las murallas de Ganímedes y así entran armados, con las dagas a flor de piel, prontos al magnicidio del Rey Vania III. Yo mientras acecho, perdido en mi living de verano, las velas bajas y Marvin avisando quien viene, no vaya a ser usted y me equivoque al asustarla.

 

Anonymous de nuevo yo said ... (10:18 p. m.) : 

No se preocupe por asustarme a mi, no voy a ningún lado si no me llaman. Si visito su living de verano espero que tenga las velas prontas, un café de bienvenida y un paseo por Oceanía pronto para mi. Ya sabe...no soy de quedarme sentada esperando que las cosas sucedan, pero por esta vez voy a hacer un esfuerzo.

 

Blogger Lety said ... (8:31 p. m.) : 

Jean Georges hay una historia nueva en "porque yo..." algún día irá por alla? es de cuatro post y ya van dos

Besos para usted

 

Blogger ine said ... (2:52 a. m.) : 

Por eso, hoy vos abrís la puerta, mañana yo. Y pagamos siempre a medias.
...q lindo encontrar así resumido al amor...

 

Blogger Por la rosa, el péndulo y la lira said ... (6:41 p. m.) : 

El primer punto es uno excelentisímo que me ha costado mucho mostrar (a quienes lo perciben) el machismo más subliminal es la caballerosidad, toda tu descripción te muestra interesante, ojalá y podamos mantener un contacto, pues tus evaluaciones y escritos en general son demasiado buenos.

 

post a comment
No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.